El Pterigión Afecta Tu Vista

El pterigión es un crecimiento fibrovascular, es decir, una carnocidad vascularizada que crece a partir de la piel delgada que recubre la superficie del ojo, llamada conjuntiva. La conjuntiva inicialmente se engruesa, formando un tejido de color amarillento que se irrita con facilidad. Debido al estímulo de la radiación solar y la resequedad ocular, la carnocidad avanza hacia la córnea e invade este tejido donde normalmente no debería estar presente. Ocasiona síntomas de ojo seco y ojo rojo por lo que es importante que todas aquellas personas que tengan estadíos iniciales (conocido como pinguécula), utilicen lentes de sol polarizados y colirios lubricantes recetados por su oftalmólogo.

 


Es importante evitar automedicarse, ya que el colirio debe ser seleccionado apropiadamente por el oftalmólogo según el examen ocular. Además, muchas personas se automedican con medicamentos como antibióticos y esteroides, los cuales pueden causar efetos secundarios serios si se utilizan por mucho tiempo y de forma indebida. Aquellas personas que ya poseen un pterigión de tamaño moderado y avanzado, se recomienda la cirugía de excisión de pterigión. 


La cirugía es ambulatoria, con anestesia tópica con gotas. Se realiza un autoinjerto de conjuntiva, la cual se refiere, a la técnica en la que luego de excisionar el pterigión, se implanta un injerto de conjuntiva del mismo ojo en el sitio de la lesión inicial. Esto mejora los resultados quirúrgicos, favorece una cicatrización mas apropiada y reduce la probabilidad de que crezca nuevamente. Toda personas que haya sido operada, debe cuidarse usando lentes de sol y colirios lubricantes. 



View Video