La Miopía

La miopía es un defecto óptico producido porque el ojo crece mas de lo normal, es un ojo grande, lo cual ocasiona que las imágenes sean desenfocadas. Habitualmente inicia en la infancia o la adolescencia y requiere el uso de anteojos graduados. Los síntomas iniciales son esfuerzo visual, dificultad para ver de lejos, apretar los párpados para ver mejor, acercarse mas a los objetos.


Es importante que si los padres tienen antecedentes de miopía, inicien los examenes visuales desde la edad escolar. A pesar del uso de anteojos, la miopía tiende a aumentar año con año, pues junto al crecimiento del cuerpo en general, el ojo también aumenta de tamaño ocasionando un aumento en la graduación.


Puede ser tratado solamente a partir desde los 18 años, edad desde la cuál se puede buscar estabilidad suficiente en la graduación para decidir si puede ser candidato para la cirugía refractiva LASIK. Durante la adolescencia pueden empezar a usar lentes de contacto, pero es muy importante que siempre tengan a la mano sus anteojos graduados. Una vez se le ha diagnosticado con miopía, debe asistir a chequeos anuales.