Síndrome del ojo seco

Las lágrimas sirven para proteger los ojos y mantenerlos lubricados y sin malestar o resequedad. El Síndrome de Ojo Seco es una reducción en la cantidad y/o calidad de lágrimas producidas. Esto sucede cuando las glándulas lagrimales localizadas en los párpados superior e inferior no producen suficientes lágrimas o no producen lágrimas de la calidad adecuada. Este fenómeno causa irritación, escozor, picazón, enrojecimiento e incomodidad.

El Síndrome de Ojo Seco es la más común de las afecciones oculares, y afecta aproximadamente a un 20% de nuestra población. Los ambientes modernos de trabajo con uso excesivo de computadoras y aire acondicionado, favorecen que la lágrima se evapore con más facilidad, ocasionando ojo seco.  Es mas frecuente en las mujeres en edad menopáusica, además se asocia a enfermedades sistémicas como la artritis reumatoide. 

 


El tratamiento habitualmente consiste en colirios lubricantes, de los cuales es importante seleccionar adecuadamente según el grado de resequedad que padezca, por lo tanto, es importante no automedicarse y consultar con un oftalmólogo. 


View Video